agosto 28, 2007

Una Ilusión

Quédate conmigo esta noche
haz que todo desaparezca
aunque yo mañana te reproche
y ni tu aroma prevalezca

Miénteme y dime que soy único
dime que eres mía solamente
entiérrame en tu ser desértico
y toma posesión de mi mente

Lárgate por siempre de mis sueños
y vuelve con cadencia elegante
haz arder mis venas con tus besos
y muéstrate después indiferente

Hazme anhelar el comprenderte
muéstrame cuán obvia es la falacia
dime que no puedo conocerte
búrlate y escupe mi desgracia

Hazme amarte sin que lo merezcas
no muestres un ápice de afecto
bésame hasta que te desvanezcas
sé que no eres causa ni efecto

Nunca entenderás que fue verdad
que quise hacerte mía eternamente
piel, sudor, heridas y maldad
nunca en nuestra historia, ni en tu mente

2 comentarios:

Karla Daniela dijo...

Qué apasionado eres... Me encantó. Appelle-moi, d'accord? ;)

El Autor dijo...

Curiosamente... se ve mucho lo que quieres... pero también lo que tuviste.

Creo que hay cosas de las que difícilmente nos podemos desligar.

Je ne parles fransua!